Mi?rcoles, 27 de octubre de 2010

?

?

Juan Bautista Alberdi

Vanesa T?llez - PROFESORA EN HISTORIA.

Celebramos durante el a?o en curso un acontecimiento memorable, 200 a?os de la Revoluci?n que abri? las puertas hacia nuestra independencia. Probablemente debamos recordar tambi?n otro bicentenario, el del nacimiento de Juan Bautista Alberdi en 1810, inspirador de la Constituci?n Nacional y uno de los m?s grandes pensadores argentinos. Sobre esa coincidencia, afirmaba: "Yo he nacido con la Revoluci?n; me he criado con ella''.

Hab?a nacido el 29 de agosto en San Miguel de Tucum?n. Su primer contacto con la lucha por la emancipaci?n fue Manuel Belgrano, quien frecuentaba el hogar de los Alberdi. Por medio de una beca continu? sus estudios en Buenos Aires en el Colegio de Ciencias Morales, pero no soport? el r?gimen disciplinario, que inclu?a encierros y castigos corporales. Alejado de las aulas mas no de la lectura, trabaj? como empleado en una tienda mientras le?a a los pensadores franceses, estudiaba m?sica, compon?a y daba conciertos de guitarra, flauta y piano.

Su hermano, colaborador cercano del gobernador tucumano, le solicit? a ?ste una recomendaci?n para que Juan Bautista pudiera presentarla a alguna personalidad influyente de Buenos Aires. La carta fue entregada a Facundo Quiroga, quien le dijo al joven tucumano de lo conveniente de estudiar en Estados Unidos m?s que en Buenos Aires y que ?l estaba dispuesto a pagar todos los gastos. Alberdi se entusiasm? con la idea pero desisti? cuando estaba a punto de zarpar y termin? por graduarse de abogado en el pa?s.

Inici? entonces una de las etapas m?s felices de su vida: su habitualidad en las tertulias. Joven y elegante, ingenioso y refinado, supo dosificar la mundanidad con el matiz intimista y melanc?lico de la generaci?n rom?ntica. Asiduo concurrente a la librer?a de Marcos Sastre, fund? junto a Juan M. Guti?rrez y Esteban Echeverr?a el Sal?n Literario, un verdadero centro cultural y de difusi?n de nuevas ideas pol?ticas. La mazorca rosista comenz? a vigilar de cerca estas actividades y emprendi? la persecuci?n. Alberdi opt? por exiliarse en Uruguay dejando en Buenos Aires un hijo reci?n nacido y varios amores inconclusos.

En Montevideo se refugi? en el periodismo y la literatura. Luego, parti? hacia G?nova pero con destino final Par?s. La experiencia directa del progreso econ?mico fue delineando su obra futura. Reembarcado para Am?rica, eligi? Valpara?so para su exilio y al enterarse del triunfo de Urquiza en la batalla de Caseros, escribi? en pocas semanas de trabajo afiebrado "Bases y puntos de partida para la organizaci?n pol?tica de la Rep?blica Argentina''. Se lo envi? a Urquiza, quien agradeci? en estos t?rminos: "Su bien pensado libro es, a mi juicio, un medio de cooperaci?n important?simo. No ha podido ser escrito en una mejor oportunidad''.

El an?lisis de nuestra particularidad hist?rica y la clara exposici?n de los objetivos pol?ticos necesarios al modelo de pa?s propuesto se convirtieron en axiomas doctrinarios de los constituyentes, por eso, Alberdi es considerado padre de la constituci?n de Argentina como naci?n.

Supuso s?lo cuatro condiciones b?sicas como puntos de partida del progreso argentino: respeto a una Constituci?n nacional y republicana, un eficiente y equitativo sistema econ?mico y rent?stico, estabilidad monetaria que preservara una moneda nacional sana; y un pacto federal entre la naci?n y las provincias que finalizara con la penosa puja del puerto de Buenos Aires con el interior del pa?s.

?

diario de cuyo


Tags: juan bautista alberdi

Publicado por GEGM_81 @ 5:20  | bicentenrario 2010-2016
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios