Lunes, 13 de septiembre de 2010

Benedicto XVI

Los cat?licos no debemos olvidar que Cristo, al fundar su Iglesia y prometer sobre ella al Esp?ritu Santo, le dej? potestad a ?sta para trasnmitir su mensaje y custodiar sus ense?anzas. Al elegir a Pedro como la "roca" de su Iglesia, le dio autoridad para dirigirla, y enes?ar la doctrina verdadera. Es por eso que los "Papas", como sucesores de aquel, representan esa autoridad, y desde su "c?tedra", ense?an al pueblo de Dios el mensaje evang?lico.

Si tenemos en claro esto, no debemos dejar de estar atentos a lo que el Sumo Pont?fice va ense?ando d?a a d?a, cu?les son los temas que propone para analizar, cu?l es el mensaje central sobre el que debe recaer nuestra atenci?n, pues por Fe creemos que ?l, ilumindado por el Esp?ritu, plantea y ense?a lo necesario para cada momento de nuestra historia.

Con ese onbjetivo, es que compartimos con uds. el "?ngelus" de Benedicto XVI del pasado fin desemana, en el que da a conocer su mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud, que se realizar? en? Espa?a el a?o pr?ximo. Lo compartimos y esperamos que les sea ?til.

?

Germ?n Grosso Molina


?

BENEDICTO XVI

?NGELUS

Palacio Apost?lico de Castelgandolfo
Domingo 5 de septiembre de 2010

(V?deo)

?

Queridos hermanos y hermanas:

Ante todo, pido perd?n por el retraso. Acabo de volver de Carpineto Romano, donde, hace doscientos a?os, naci? el Papa Le?n XIII, Vincenzo Gioacchino Pecci. Agradezco al Se?or haber podido celebrar la Eucarist?a con sus conciudadanos en este importante aniversario. Ahora, en cambio, deseo presentar brevemente mi Mensaje ?publicado en los d?as pasados? dirigido a los j?venes del mundo para la?XXVI Jornada mundial de la juventud, que tendr? lugar en Madrid dentro de poco menos de un a?o.

El tema que escog? para este Mensaje retoma una expresi?n de la carta a los Colosenses del ap?stol san Pablo: ?Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe? (cf. 2, 7). Decididamente se trata de una propuesta a contracorriente. De hecho, ?qui?n propone hoy a los j?venes estar ?arraigados? y ?firmes?? M?s bien se exalta la incertidumbre, la movilidad, la volubilidad..., todos ellos aspectos que reflejan una cultura indecisa en lo que se refiere a los valores de fondo, a los principios con los que es preciso orientar y regular la propia vida. En realidad, yo mismo, por mi experiencia y por los contactos que tengo con los j?venes, s? bien que cada generaci?n, m?s a?n, cada persona est? llamada a realizar de nuevo el recorrido de descubrimiento del sentido de la vida. Y precisamente por esto quise volver a proponer un mensaje que, seg?n el estilo b?blico, evoca las im?genes del ?rbol y de la casa. El joven, de hecho, es como un ?rbol en crecimiento: para desarrollarse bien necesita ra?ces profundas que, en caso de tempestades de viento, lo mantengan bien plantado en el suelo. Del mismo modo, la imagen del edificio en construcci?n recuerda la exigencia de buenos fundamentos para que la casa sea s?lida y segura.

Y el coraz?n del Mensaje est? en las expresiones ?en Cristo? y ?en la fe?. La plena madurez de la persona, su estabilidad interior, se basan en la relaci?n con Dios, relaci?n que pasa por el encuentro con Jesucristo. Una relaci?n de profunda confianza, de aut?ntica amistad con Jes?s puede dar a un joven lo que necesita para afrontar bien la vida: serenidad y luz interior, capacidad para pensar de manera positiva, apertura de ?nimo hacia los dem?s, disponibilidad a pagar personalmente por el bien, la justicia y la verdad. Un ?ltimo aspecto, muy importante: para llegar a ser creyente, el joven se sostiene gracias a la fe de la Iglesia; si ning?n hombre es una isla, mucho menos lo es el cristiano, que descubre en la Iglesia la belleza de la fe compartida y testimoniada juntamente con los dem?s en la fraternidad y en el servicio de la caridad.

Mi Mensaje a los j?venes lleva la fecha del 6 de agosto, fiesta de la Transfiguraci?n del Se?or. Que la luz del rostro de Cristo resplandezca en el coraz?n de todo joven. Y que la Virgen Mar?a acompa?e con su protecci?n el camino de las comunidades y de los grupos juveniles hacia el gran Encuentro de Madrid 2011.


Despu?s del ?ngelus

Al saludar con afecto a los peregrinos de lengua espa?ola presentes en esta oraci?n mariana, quisiera invitar a todos a leer el Mensaje que he firmado en estos d?as con motivo de la Jornada mundial de la juventud, que se celebrar? en Madrid en el mes de agosto del pr?ximo a?o. Pido a Dios que, animados por las palabras del Ap?stol san Pablo: ?Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe? (cf. Col 2, 7), muchos j?venes puedan encontrarse en la capital de Espa?a, para acoger en sus corazones a Cristo, que los llama a confiar en ?l y a amar cada vez m?s a la Iglesia. Suplico a la sant?sima Virgen Mar?a, Madre y Reina de los j?venes, que acompa?e el camino de preparaci?n a este gran evento. ?Feliz domingo!

(En franc?s)

Es tiempo de la vuelta al colegio, as? como de la vuelta a la universidad. Queridos alumnos, estudiantes y profesores, os invito a invocar cada d?a al Esp?ritu Santo, el Maestro de la inteligencia y del verdadero saber. ?l abrir? vuestro coraz?n al conocimiento de Dios. Os arraigar? tambi?n en su Hijo Jesucristo y os conservar? firmes en la fe. Que la Virgen Mar?a, Trono de la Sabidur?a, interceda por vosotros.

(En ingl?s)

Reci?n llegado de Carpineto Romano, el pueblo donde naci? mi predecesor, el Papa Le?n XIII, saludo a todos los peregrinos y visitantes de habla inglesa presentes en esta oraci?n del ?ngelus. Que el magisterio social del Papa Le?n siga inspirando los esfuerzos de los fieles para construir una sociedad justa arraigada en las ense?anzas de Cristo,

?

vaticano

?

Compartir


Publicado por GEGM_81 @ 7:01  | cristianismo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios