S?bado, 12 de septiembre de 2009


Por Germán Grosso Molina

Empezaré mis crtícias al "astro" (¿?) del fútbol simplemente recordando algunos números:

* Suspendido para jugar por el doping positivo en el Mundial 1994, "Pelusa" aceptó el desafío de sentarse en el banco y lo hizo en Mandiyú, junto a Carlos Fren, el DT oficial. Fue debut y derrota: 2 a 1 ante Central, el 3 de octubre de 1994.

* En el equipo correntino dirigió un total de 12 partidos, con un pobre saldo de 1 triunfo, 6 empates y 5 derrotas. No llegó a terminar el año…


* A la temporada siguiente probó suerte en Racing. Los resultados no fueron mejores. Asumió el 6 de enero y no terminó el Clausura, el primer torneo del año.
En 11 encuentros obtuvo 2 triunfos, 6 empates y 3 caídas.

* La renuncia de Alfio Basile le abrió una posibilidad tan ambiciosa como impensada: la de la selección argentina. El primer objetivo era lograr la clasificación al Mundial, pero tras una serie de 2 victorias y 4 derrotas su equipo quedó en zona de repechaje.

* Esto da como resultado :

un total de 29 encuentros dirigidos, con 5 triunfos, 12 empates e igual cantidad de derrotas. Es decir, ganó el 17% de los encuentros como entrenador.


otro gol de Brasil

Infobae hacía esta comparación:

Si toman en cuenta los curriculum de los técnicos de primera división, ninguno de ellos obtuvo tan malos resultados dirigiendo equipos en el fútbol argentino, con las excepciones de Ricardo Zielinski, que dirigió sólo tres partidos en Chacarita, y de Claudio Borghi, quien al frente de Independiente y Argentinos apenas ganó 3 de 21 partidos jugados.

De todos modos, hay que tener en cuenta que "El Bichi" tuvo un paso más que exitoso por Chile, donde ganó cuatro campeonatos locales al mando del Colo Colo.

Alfio Basile ganó algo más del 40% de los partidos en los que estuvo sentado en el banco (228 de 562), Néstor Gorosito registra un 38% (76 de 200) y Ricardo Caruso Lombardi ronda el 41% (29 de 71).

Sin embargo, el más exitoso (o efectivo) de todos es Américo Rubén Gallego, quien durante sus pasos por River, Newell's e Independiente (salió campeón con todos) dirigió 164 partidos, con 81 triunfos, 52 empates y 31 derrotas. Es decir, ganó más del 49% de sus encuentros.




Catástrofe


Previo a la derrota con Paragya 1-0que nos deja al borde del abismo, soportamos:

3 a 1 de Brasil, en Rosario.
6 a 0 de Bolivia, en la altura (ningún otro equipo sudamericano ha perdido de esa manera en la altura en estas eliminatorias).

La derrota de la selección argentina frente a Paraguay por 1 a 0 se refleja en los medios paraguayos. Apenas terminado el encuentro, el diario Última Hora tituló, en forma de burla hacia el técnico nacional, Diego Maradona, "¡Che, Maradona! Nosotros ya estamos en el Mundial... ¿y vos?".

En Chile, el diario La Tercera señaló: "Paraguay derrotó a Argentina y clasificó al Mundial de Sudáfrica". "Los 'guaraníes' sumaron tres y complican aún más a la 'Albiceleste'", indicó.

"Argentina vuelve a caer y Maradona está en la picota", sentencia el diario Sport, mientras que otro de los periódicos deportivos catalanes, Mundo Deportivo, habla de un "Lío Mundial", en referencia a la posibilidad de que Messi se quede sin ir a Sudáfrica.

¿Por qué?

Simplemente por la imbecilidad de Grondona y la demencia del "diegote". En ninguna cabeza que piense podía entrar la idea de que una persona tan desequilibrada e idiota como Maradona, que a la par previo a que venga el llamado mágico grondonista sólo había dirigido a dos equipos con resultados por demás nefastos,podía ha´cerse cargo nada menos que de la Selección nacional.

Grondona, el padrino del fútbol, con sus 30 años al frente de la AFa sin que todavía nadie (jueces, gobierno, policía, "periodismo", etc.) lo haya responsabilizado por el desastre que hoy existe en el fútbol argentino, en donde semana tras semana se tienen que lamentar muertos en las canchas, donde las barrabravas manejan el negocio de la droga en las tribunas con total impunidad, y negocio de la TV mediante, tuvo la gran idea de convocar al "diego" a la selección. Grondona no tiene un sólo milímetro de idiota (lo contrario de lo que ocurre con diego), y ante las malas actuaciones del seleccionado, cuando el "Coco" era insostenible, no quiso pagar el precio de elegir un técnico que luego fracasara (de hecho, a mi entender, cualquier técino que asumiera en la Selección fracasaría, salvo qué tuviera el coraje de excluir al "niño" Messi, entre otros mimados, del plante - pero ese es otro tema), y tuvo la brillante idea de, pensando en la gilada, agitada por los seudo - periodistas deportivos que inundan el cable a la "fantino" haciendo entrevistas mediocres a jugadores de fútbol con preguntas como ¿soñaste con jugar en Europa?, ¿que te dijeron tus amigos del barrio?, ¿te olvidaste de tus amigos al llegar al éxito?, y todo ese tipo de sarandeses, lo alaudirían con ganas.



El tiempo luego confirmó la lógica: Maradona al frente de un equipo (en realidad de lo que sea) es impresentable. Y así nos fue. Estamos a punto de quedar afuera del Mundial.

Tema aparte merecen Messi, el Pupi, el Kun, y toda esa manga de "estrellitas internacionales" que son muy capaces de desenvolverse en sus clubes (Eurosssssssss mediante), y ven en la Selección sólo la oportunidad de seguir luciéndose frente a las cámaras, pero sin ningún ánimo de jugar en equipo y para el equipo. Messi, para el caso, es fenomenal: pierde el 97% de las pelotas que agarra tratando de esquivar a todos y llegar al arco solito.

¡Cuánta razón tuvieron Riquelme y Bianchi! Ninguno aceptó ser un "payaso" para el circo grondonista. Así los criticaron, pero hoy nos damos cuenta la razón que tuvieron.

Sin embargo es escandalozo escuchar las declaraciones de "diegote" culpando a la prensa ¿¿¿¿¿¿¿¿¿????????????? de la catástrofe de la selección:

"No le tengo miedo a las críticas, no le tengo miedo a nadie. Hago mi trabajo, tengo mi equipo y voy a seguir para adelante", disparó Diego, ante la consulta de un periodista en Asunción, para luego reiterar: "A mí no me quiebran las críticas. Mientras tenga una gota de sangre voy a luchar para que Argentina clasifique".

Lo cierto es que por suerte la razón nos da la razón a quienes sostenemos que el fútbol argentino es un circo muy bien armado por Grondona y sus amigos, y hace tiempo encontraron el perfecto payaso para que encabece la función principal. Y como todo circo, hoy parece que estamos ante el número del "hombre en llamas" sobre la "cuerda de equilibrio", pero me temo que un hombre "desequilibrado" no lo pueda superar.

11/09/2009


fotos y datos: infobae


 



Tags: diego, maradona, brasil, eliminatorias, fútbol, German Grosso, GGDeportes

Publicado por GEGM_81 @ 1:28  | deportes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios