Lunes, 10 de agosto de 2009

El escándalo de la pobreza



Con motivo de la Colecta anual "Más por Menos", que se realizará el próximo 13 de septiembre, en Nuncio Apostólico en Argentina dio a conocer un mensaje de Benedicto XVI dirigido a los promotores, colaboradores y participantes de dicha acción solidaria, que tiene como lema: "Más solidaridad por menos exclusión".

El Papa alienta a los cristianos y a quienes deseen prestar su colaboración, a trabajar para reducir "el escándalo de la pobreza y la inequidad social", dando así cumplimiento a las exigencias evangélicas que exhortan a hacer posible una sociedad más justa y solidaria. Esto motivó a que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, intentara minimizar el impacto del mensaje del jefe de la Iglesia Católica, afirmando que las palabras del Pontífice fueron "manipuladas" por los medios. Agregó que las expresiones sobre el "escándalo" de la pobreza en nuestro país fueron "más o menos lo mismo que dijo a todos los países del mundo", y reclamó: "No le hagan decir al Papa lo que no dijo". Por su parte, el ex presidente Néstor Kirchner evitó la confrontación y dijo compartir las expresiones del Papa, añadiendo que él tiene autoridad moral para hablar de la pobreza, porque la redujo, y hoy los índices están "entre el 20, 22 o 23 por ciento".

Lamentablemente, los porcentajes actuales no son esos, ya que según el Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica Argentina indica que el 40% de la población del país vive en la pobreza. Además, destaca que dos de cada diez niños y adolescentes pobres padeció hambre "con mucha frecuencia" en 2008, mientras que siete de cada diez vio restringido su acceso a los servicios básicos de luz, gas o agua en sus hogares.



No se trata de ocultar la realidad, sino de trabajar para revertirla dejando de lado la corrupción y ahondando los valores de la justicia y de la solidaridad. Resulta humillante que en un país como el nuestro, dotado de dones naturales y humanos eximios, haya gente que sufre hambre por no tener un trabajo digno que le permita llevar el pan todos los días a su mesa, y compartirlo con los suyos, no como fruto de una dádiva del Estado sino como fruto de un esfuerzo realizado con dignidad. Como señala Benedicto XVI en su reciente encíclica "Caritas in veritate": "El hambre no depende tanto de la escasez material, cuanto de la insuficiencia de recursos sociales, el más importante de los cuales es de tipo institucional, es decir, por la irresponsabilidad política".

De continuar ahondándose la pobreza y la indigencia, se debilitará más la paz y se seguirá ofendiendo gravemente a la dignidad humana.

diario de cuyo

imagen: http://english.safe-democracy.org/media/pobreza.jpg


Tags: pobreza, estado, benedicto xvi

Publicado por GEGM_81 @ 20:53  | politica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios