S?bado, 28 de febrero de 2009

Necesidad de tomar conciencia por un desarrollo sostenible

Share|


Cada vez son m?s graves las noticias sobre cat?strofes clim?ticas en el mundo y los informes que emiten los organismos especializados presentan un panorama tr?gico. Al respecto vale preguntarnos ?Qu? estamos haciendo por nuestro planeta, "hogar" de la "humanidad"?


Por Germ?n Grosso Molina


Desastres clim?ticos


Los desastres y cat?strofes clim?ticos que estamos viviendo en el mundo son cada vez peores por varios motivos, pero principalmente fruto de los desequilibrios que va produciendo el hombre por la mala utilizaci?n de las tecnolog?as que ha ido desarrollando. En ?stos se produce la muerte de muchos seres humanos, mientras que los que sobreviven pierden todo su patrimonio (su hogar, sus herramientas de trabajo, etc.), los campos quedan inutilizados y las ciudades destruidas, lo cual crea un grave riesgo de sobrevivir en esas condiciones.



El reciente desastre vivido en Tartagal, Argentina, es una prueba de ello, pues est? casi comprobado que este fen?meno es consecuencia del desmonte desmedido de los bosques como asimismo de la contaminaci?n que produce la actividad minera no controlada debidamente, lo que ocasiona un cambio total de las condiciones naturales y modifican el ecosistema del lugar. No debemos olvidar tampoco la tragedia de Santa Fe, hace algunos a?os, en donde rebals? el R?o Paran?, arrasando la ciudad entera. Hace un par de semanas un gran aluvi?n afect? a un peque?o pueblo del norte de nuestra Provincia de San Juan, J?chal, en donde muchos pobladores perdieron sus viviendas y tierras. En el resto de Sudam?rica vemos que la Amazon?a en Brasil (lo que afecta asimismo a Per? y Colombia) sufre de una acelerada transformaci?n de sus ecosistemas y una marcada degradaci?n, como lo ha dicho en un informe el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Al respecto la Organizaci?n de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentaci?n (FAO) subray? la creciente importancia de los bosques sembrados para el suministro de madera y mitigar el cambio clim?tico. Seg?n un estudio del organismo, el potencial de la producci?n industrial maderera de estos bosques era de 1.200 millones de metros c?bicos en 2005, o el equivalente a dos tercios del total de la producci?n mundial de madera. "Estos bosques ayudan tambi?n a mitigar los efectos negativos del cambio clim?tico al absorber m?s de un mill?n de toneladas de carbono al a?o", agreg? uno de los autores del estudio. En 2005, los bosques plantados representaban apenas el 7% de la superficie forestal mundial. Se espera que en las pr?ximas d?cadas aumenten de forma significativa, tanto por su valor econ?mico como ambiental.

Por otro lado vemos c?mo contrariamente a lo ocurrido en el noroeste del pa?s, en el centro-este durante este a?o hemos sufrido otro trist?simo fen?meno, como el de la sequ?a que ha afectado terriblemente la pampa h?meda. Las consecuencias al respecto ser?n grav?simas, pues las tierras han sufrido grandes deterioros y costar? varios a?os recuperarlas y dejarlas aptas nuevamente para el cultivo. En el caso de la ganader?a, se han perdido miles de cabezas de ganado, el cual para recuperarse, requerir? tambi?n del transcurso de varios a?os hasta que se produzcan nuevas generaciones de esos animales.

El r?o Paran?, orgullo nacional y fuente de vida de todo el litoral Argentino, ha presentado este a?o records hist?ricos de altura, pues su caudal ha disminuido notablemente.

En el mundo, d?a a d?a vemos por TV los desastres que se van produciendo, dejando a poblaciones enteras sin hogar, sin trabajo y sin comida por mucho tiempo.

Los estudios m?s recientes han demostrado que los casquetes polares se est?n derritiendo a un ritmo m?s acelerado de lo que se pensaba como efecto del calentamiento global, seg?n ha advertido la Organizaci?n Meteorol?gica Mundial (OMM). Seg?n las observaciones registradas durante un periodo de dos a?os, este fen?meno ha ido cambiando la vida de la poblaci?n de esas regiones, as? como la de de las plantas y animales de esos ecosistemas. Los estudios, inscritos dentro del marco de actividades para conmemorar el A?o Polar Internacional, indican que esta disminuci?n de los hielos tambi?n aumenta la intensidad de las tormentas, pues los oc?anos controlan el clima de la Tierra y cualquier cambio en ellos tendr? un impacto clim?tico y en la econom?a de ambos hemisferios, raz?n por la cual todo cambio en las zonas polares de los oc?anos es motivo de preocupaci?n mundial. Adem?s a medida que se van descubriendo las complejidades de los ecosistemas polares -sobre todo en el suelo del mar y bajo el hielo - se descubren cambios en la migraci?n de especies animales que buscan las bajas temperaturas de las regiones polares.

Ante este panorama, la OMM recalc? la importancia de las regiones polares para el futuro del medio ambiente, del bienestar humano y del desarrollo sostenible e inst? a realizar estudios m?s amplios que permitan el desarrollo de estrategias para combatir el derretimiento de los casquetes.



Estos son los problemas esenciales sobre los cuales deber?an estar discutiendo los l?deres mundiales. La crisis financiera es catastr?fica, pero no deja de ser "solucionable", pues ?ste es un sistema creado por el hombre, y si se dejan de lado mezquindades por parte de los poderosos grupos capitalistas, la soluci?n se puede alcanzar. Pero el cuidado del planeta es fundamental. La naturaleza no perdona, y si se la destruye, no hay soluci?n posterior posible.

En ese sentido hay que tomar conciencia de la responsabilidad ?tica y moral que para la humanidad entera, y principalmente para los gobiernos, significa el cuidado del planeta, de otro modo estamos condenando a la muerte, lo cual no es otra cosa que un "genocidio" a generaciones de seres humanos futuras que no tendr?n otro lugar donde vivir, donde sacar agua potable para beber, sembrar alimentos, criar animales, etc.

Hacia un desarrollo sostenible

Desde hace m?s de dos d?cadas se viene formando mundialmente el concepto del Desarrollo sostenible, t?rmino aplicado al desarrollo econ?mico y social que permite hacer frente a las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades. Seg?n la ONU, "el desarrollo sostenible busca mejorar la calidad de vida de todas las personas del mundo sin aumentar el uso de los recursos naturales m?s all? de la capacidad de la Tierra" (Reporte de la Comisi?n de Brundtland, 1987).

Al respecto hay dos conceptos fundamentales en lo que se refiere al uso y gesti?n sostenibles de los recursos naturales del planeta. Primero, deben satisfacerse las necesidades b?sicas de la humanidad, comida, ropa, lugar donde vivir y trabajo. Esto implica prestar atenci?n a las necesidades, en gran medida insatisfechas, de los pobres del mundo, ya que un mundo?en el que la pobreza es end?mica ser? siempre proclive a las cat?strofes ecol?gicas y de todo tipo

En segundo lugar, los l?mites para el desarrollo no son absolutos, sino que vienen impuestos por el nivel tecnol?gico y de organizaci?n social, su impacto sobre los recursos del medio ambiente y la capacidad de la biosfera para absorber los efectos de la actividad humana. Es posible mejorar tanto la tecnolog?a como la organizaci?n social para abrir paso a una nueva era de crecimiento econ?mico sensible a las necesidades ambientales.



Durante las d?cadas de 1970 y 1980 empez? a quedar cada vez m?s claro que los recursos naturales estaban dilapid?ndose en nombre del 'desarrollo'. Se estaban produciendo cambios imprevistos en la atm?sfera, los suelos, las aguas, entre las plantas y los animales, y en las relaciones entre todos ellos. La velocidad del cambio era tal que superaba la capacidad cient?fica e institucional para ralentizar o invertir el sentido de sus causas y efectos. Estos grandes problemas ambientales incluyen:

1) el calentamiento global de la atm?sfera (el efecto invernadero), debido a la emisi?n, por parte de la industria y la agricultura, de gases (sobre todo di?xido de carbono, metano, ?xido nitroso y clorofluorocarbonos) que absorben la radiaci?n de onda larga reflejada por la superficie de la Tierra;

2) el agotamiento de la capa de ozono de la estratosfera, escudo protector del planeta, por la acci?n de productos qu?micos basados en el cloro y el bromo, que permite una mayor penetraci?n de rayos ultravioleta hasta su superficie;

3) la creciente contaminaci?n del agua y los suelos por los vertidos y descargas de residuos industriales y agr?colas;

4) el agotamiento de la cubierta forestal (deforestaci?n), especialmente en los tr?picos, por la explotaci?n para le?a y la expansi?n de la agricultura;

5) la p?rdida de especies, tanto silvestres como domesticadas, de plantas y animales por destrucci?n de h?bitats naturales, la especializaci?n agr?cola y la creciente presi?n a la que se ven sometidas las pesquer?as;

6) la degradaci?n del suelo en los h?bitats agr?colas y naturales, incluyendo la erosi?n, el encharcamiento y la salinizaci?n, que produce con el tiempo la p?rdida de la capacidad productiva del suelo.

Al respecto, y en miras a comenzar a programar planes de prevenci?n y cuidado del planeta, existen algunos avances. Un acontecimiento internacional significativo fue la Cumbre sobre la Tierra, celebrada en junio de 1992 en R?o de Janeiro. Denominada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, en ella estuvieron representados 178 gobiernos, incluidos 120 Jefes de Estado. Se trataba de encontrar modos de traducir las buenas intenciones en medidas concretas y de que los gobiernos firmaran acuerdos espec?ficos para hacer frente a los grandes problemas ambientales y de desarrollo. Los resultados de la Cumbre incluyen convenciones globales sobre la biodiversidad y el clima, una Constituci?n de la Tierra de principios b?sicos, y un programa de acci?n, llamado Agenda 21, para poner en pr?ctica estos principios.

Posteriormente se convoc? a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, en Johannesburgo, Sud?frica, realizada durante el 2002, (tambi?n conocida como R?o + 10). ?sta sirvi? como repaso de los 10 a?os desde la implementaci?n del Programa 21. Tambi?n fue ocasi?n para adoptar nuevas metas y medidas para lograr renovar un compromiso global de desarrollo sostenible.

Para este a?o 2009, El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, anunci? que convocar? una reuni?n oficiosa de alto nivel que se celebrar? en Nueva York el 24 de septiembre, durante el per?odo de sesiones de la Asamblea General, para promover las deliberaciones sobre las posibles maneras de impulsar a la comunidad internacional a la negociaci?n de un nuevo acuerdo mundial sobre el cambio clim?tico en la pr?xima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Clim?tico, que se celebrar? en Bali en diciembre.
Sin embargo, si bien estos avances han sido muy positivos, pues se ha ido desarrollando un marco jur?dico internacional, y va surgiendo como una verdarea costumbre internacional (obligatoria para todos los estados) el deber de los estados de cumplir con estos objetivos, a?n vemos que existen muchos obst?culos, principalmente impuestos por factores y grupos de poder econ?mico que no est?n dispuestos a sacrificar fuentes de riqueza para paliar los riesgos ambientales.

Vimos el a?o pasado como hubieron manifestaciones multitudinarias en Europa al momento de las reuniones que llev? a cabo el G8 (que re?ne a las principales potencias mundiales), y c?mo estos reclamos no fueron ni siquiera atendidos ni escuchados por los jefes de estado y del gobierno, no hubo respuestas, a la vez que se vieron escenas terribles de represi?n en Alemania contra los grupos manifestantes. Estados Unidos no parece comprometido con la agenda que vienen proponiendo los foros y reuniones al respecto, y Obama, si bien parece despertar esperanzas, creo, y me animo a sostenerlo, su preocupaci?n por generar energ?as alternativas recae m?s bien en el hecho de ver que es dif?cil lograr acuerdos con los pa?ses petroleros (Venezuela en Am?rica, los pa?ses ?rabes en Medio Oriente) que en una sincera preocupaci?n por el medio ambiente.

No deja de ser interesante y de suma importancia lo que instituciones internacionales como la Iglesia Cat?lica vienen realizando. El magisterio de Juan pablo II se encarg? fervientemente de comenzar a concientizar a los l?deres del mundo sobre la necesidad de tomar decisiones firmes y concretas al respecto. As? fue que ?l mismo advert?a: El ser humano, llamado a cultivar y custodiar el jard?n del mundo (cf. Gn 2, 15), tiene la responsabilidad espec?fica de conservar el medio ambiente, no s?lo por lo que ata?e al presente, sino tambi?n con respecto a las futuras generaciones. El gran desaf?o ecol?gico encuentra en la Biblia un luminoso y fuerte fundamento espiritual y ?tico, para una soluci?n que respete el gran bien de la vida, de toda vida... Ojal? que la humanidad del a?o 2000 se reconcilie con la creaci?n y encuentre los caminos de un desarrollo armonioso y sostenible (?NGELUS, Les Combes (Valle de Aosta), Domingo 11 de julio de 1999).

Nunca perdi? la oportunidad de hacerse o?r ante los organismos especializados, enunciando que ?La actividad econ?mica no puede dejar de considerar el bien aut?ntico de toda la familia humana?, recogiendo ideas que expuso en su enc?clica ?Centesimus annus?, ?La Iglesia, por su vocaci?n?, a?ade, est? comprometida a ?tutelar los derechos, especialmente cuando se trata de las personas m?s pobres e indefensas?, ?En el centro de toda acci?n productiva?, insiste, debe ponerse a ?la persona, gracias a estructuras y sistemas sociales y econ?micos que favorezcan efectivamente la justicia y la solidaridad? (Segundo F?rum Mundial Norte-Sur convocado por la Escuela de ?tica y Econom?a en la Universidad Pontificia ?Regina Apostolorum? de Roma).

A la vez Benedicto XVI ha dicho que ?los conflictos por la supremac?a econ?mica y el acaparamiento de los recursos energ?ticos, h?dricos y de las materias primas hacen dif?cil la labor de cuantos, en todo nivel, se esfuerzan por construir un mundo justo y solidario?, y por eso ?existe la necesidad de una esperanza mayor, que permita preferir el bien com?n de todos al lujo de pocos y a la miseria de muchos?, y tal esperaza ?s?lo puede ser Dios?.

Deber moral de "todos"

El cuidado de nuestro planeta, sus recursos naturales, la ecolog?a y el correcto aprovechamiento de los recursos, es un deber moral de todos y ata?e a cada uno de nosotros. En efecto a mayor grado de "poder" mayor responsabilidad de nuestra parte.

El sector empresario tiene por eso, una gran responsabilidad. ?Las empresas ser?n cada vez m?s conscientes de las implicaciones que tienen sus actuaciones en el entorno en el que trabajan; en definitiva, de su responsabilidad social? La RSE (Responsabilidad Social Empresaria) ha ido ganado terreno poco a poco en el mundo de la empresa, al punto que no existe empresa multinacional que no tenga un departamento dedicado a esta tarea. Sin embargo, podemos afirmar que, salvo excepciones, este avance no ha venido acompa?ado de un verdadero cambio en la cultura de las organizaciones, sino que est? asociado con las estrategias de marketing. Mucho de lo que se hace en materia de RSE est? basado m?s en la b?squeda de construir una imagen positiva que en la convicci?n de "hacer el bien sin mirar a quien".

Tal y como lo afirm? Kofi Annan (Secretario General de la ONU) en el Foro Econ?mico Mundial en 2002: "Existen muchas maneras positivas para que las empresas creen diferencia en la vida de los pobres, no s?lo a trav?s de la filantrop?a, aunque ?sta sea muy importante, promoviendo iniciativas que, a trav?s del tiempo, ayuden a crear nuevos mercados".

Las Naciones Unidas presentan el desarrollo sostenible como una nueva ?tica global, la escala de valores que gu?a las decisiones de los individuos, los pa?ses y las empresas. "...afirmamos los siguientes principios interdependientes como est?ndar com?n con el cual guiar y evaluar la conducta de todos los individuos, organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales para alcanzar una forma de vida sostenible" (Carta de la Tierra, pre?mbulo - Responsabilidad universal).

Como habitantes, como simples ciudadanos tambi?n debemos colaborar, en primer lugar haciendo o?r nuestros reclamos a las autoridades, hacerles saber que eso es lo que nos interesa, pero adem?s poniendo nuestro granito de arena ?C?mo? Ahorrando energ?a, agua potable, combustible, organiz?ndonos entre todos para evitar el uso desmesurado de los autom?viles, por ejemplo, acudiendo al transporte p?blico, a la bici, poni?ndonos de acuerdo para acudir al trabajo; cuidando la basura, no generando cantidades irrazonables, tener cuidado con los deshechos t?xicos, por ejemplo las pilas, etc.

Finalizo haciendo hincapi? en lo ya dicho: es un deber moral, lo cual involucra nuestra conciencia. Al respecto, para formarla y que act?e correctamente en nosotros, debemos informarnos de todos estos temas de manera responsable.

El planeta y el bienestar de nuestros hijos nos lo piden de esa manera.

Germ?n Grosso Molina


28/02/2009




Fuentes
:

? OMM alerta sobre r?pido derretimiento de hielos polares, http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=14897&criteria1=clima&criteria2= ?
? "Desarrollo sostenible", Enciclopedia Microsoft? Encarta? 2000. ? 1993-1999 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
? JUAN PABLO II, ?NGELUS, Les Combes (Valle de Aosta), 11/07/99, http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/angelus/1999/documents/hf_jp-ii_ang_11071999_sp.html ?
? Desarrollo justo y sostenible: El Papa, http://es.catholic.net/empresarioscatolicos/474/2240/articulo.php?id=13500 ?
? La Cumbre Mundial sobre desarrollo sostenible, http://es.catholic.net/sexualidadybioetica/352/794/articulo.php?id=6964 ?
? ?C?mo construir un desarrollo sostenible?, http://es.catholic.net/empresarioscatolicos/436/1410/articulo.php?id=40498 ?
? Claves para el desarrollo justo y sostenible, seg?n el Papa, http://es.catholic.net/abogadoscatolicos/429/2803/articulo.php?id=34573 ?

?

M?s notas relacionadas:

http://opinando.blogcindario.com/categorias/6-medio-ambiente.html



Abstracts

More and more serious news about weather disasters in the world and the reports out of the specialized agencies have a tragic scene. In this regard it ask what are we doing for our planet, "home" of "humanity"?. Note on the climate crisis, global warming, global pollution, etc., and its and grave consequences for humanity and ecology.

Plus de nouvelles et plus graves sur les catastrophes m?t?orologiques dans le monde et les rapports sur les institutions sp?cialis?es ont une sc?ne tragique. ? cet ?gard, il demande que faisons-nous pour notre plan?te, la ?maison? de ?l'humanit???. Note sur la crise climatique, le r?chauffement climatique, la pollution globale, etc, Et son et de graves cons?quences pour l'humanit? et l'?cologie.

Mehr und mehr ernsthafte Nachrichten ?ber Wetterkatastrophen in der Welt und die Berichte aus den Sonderorganisationen haben eine tragische Szene. In diesem Zusammenhang ist zu fragen, was sind wir f?r unseren Planeten tun, "Heimat" der "Menschheit"?. Hinweis auf die Klimakrise, die globale Erw?rmung, globale Umweltverschmutzung, usw., und seine und schwerwiegende Folgen f?r die Menschheit und ?kologie.

(Translations made through Google translator online)


Tags: medio ambiente, desarrollo sostenible, calentamiento global, global warming, sustainable development, développement durable, ecología

Publicado por GEGM_81 @ 22:32  | medio ambiente
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 09 de marzo de 2009 | 7:25
que esto nos ayude a tomar conciencia sobre lo que estamos haciendo en la tierra y q hagamos algo para cambiar nuestro destino
ayudemos a nuestro planeta
ayudemos a salvarnos a nosotros mismos
Publicado por GEGM_81
Martes, 12 de enero de 2010 | 2:35
Actualiuzando esta nota, es muy interesante el mensaje de Benedicto XVI para comenzar el 2010, acerca del cuidado del mediambiente.

Les dejo el links,
muchas gracias

Germ?n Grosso

http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/messages/peace/documents/hf_ben-xvi_mes_20091208_xliii-world-day-peace_sp.html